Algunas consideraciones sobre desastre y discapacidad

Los desastres producen un legado de lesiones y deficiencias, las que
dependen del tipo de evento que las generó y de la preparación de sus
comunidades para evitarlas o al menos atenuarlas. Se estima que por cada
fallecido, otros tres resultan lesionados y con deficiencias permanentes. Por
otra parte en las comunidades conviven personas con discapacidades previas
a los desastres. Sus limitaciones harán más complejos sus esfuerzos de
reintegración y participación en las labores de reconstrucción.
La integración del discapacitado en su comunidad previo a un desastre es una premisa fundamental para la garantía de su inclusión en las labores de protección luego de un desastre en condición de damnificados. Las personas con discapacidad u otras necesidades especiales a menudo tienen requerimientos particulares que exigen una planificación más detallada en caso de desastre, vinculado al entorno o físico, el acceso a la información y la cultura en el discapacitado de las acciones a desarrollar en desastres tanto antes como durante y después. Los desastres generan discapacidad en las víctimas y dificultades para la atención de los que ya lo eran previamente. Por lo que esta condición debe ser tenida en cuenta en todas las etapas del ciclo de reducción de desastres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.